Cambio de pastillas de freno.

Tutoriales en general de cualquier procedencia o sitio web, rogamos que quien publique algún tutorial cite fuente y autor.
Avatar de Usuario
Thor
ADMINISTRADOR
Mensajes: 457
Registrado: 21 Jul 2014, 01:33
Ubicación: Murcia
Birras ofrecidas: 5
Birras recibidas: 22

Cambio de pastillas de freno.

Mensaje por Thor » 05 Ene 2015, 19:24

Esta es otra operación muy sencilla, pero que hay que hacer bien, porque no olvidemos que estamos hablando de nuestros frenos.

Imagen
Juego nuevo de pastillas de freno

Como siempre, basta con ser un poco metódico y hacer las cosas en su orden correcto.
Para esta operación necesitaremos las siguientes herramientas o elementos:

- Una jeringuilla grande.
- Un destornillador para la tapa del depósito –si cierra con tornillos-
- Una llave allen o preferiblemente una llave macho en “T”, de la medida de los tornillos que fijan la pinza del freno.
- Alicates universales.
- Alicates de puntas.
- Un destornillador plano bien grande –del mismo centro de Bilbao, vamos-
- Trapos.

Imagen
Las pocas herramientas que vamos a necesitar

Antes de comenzar, hemos de comentar que las pastillas se pueden cambiar sin soltar la pinza del freno, pero es un método más complicado y entraña más riesgos. Ya explicaremos por qué.

Aunque suene a obviedad, lo primero que tenemos que comprobar es si nuestras pastillas necesitan ser sustituidas. Esto se ve a simple vista, sin más que echar un vistazo por el hueco que tienen las pinzas por su parte exterior, la que queda sobre el canto del disco. Con ayuda de una linterna, observaremos el espesor del forro de las pastillas. Si no se ven las hendiduras que lleva practicado el forro, es el momento de cambiar las pastillas. Si la ventanita de observación de vuestras pinzas es pequeña, cuando quede un milímetro de forro, se deben cambiar las pastillas.

Imagen
Pastillas para pocas alegrías

Posiblemente observaremos que ambas pastillas no tienen el mismo espesor de forro. La teoría es siembre bonita, pero la práctica dice que las pastillas de una misma pinza no se desgastan por igual. Obviamente, la pastilla que tenga el forro más fino es la que indica el momento del cambio.

Imagen
La pastilla más desgastada

Una vez hayamos comprobado que el cambio de pastillas es inevitable, procederemos así:
Lo primero de todo es, como viene siendo costumbre, abrir la tapa del depósito, proteger la boca con un trapo y retirar el líquido de frenos hasta dejarlo en su nivel mínimo. Esto se debe hacer porque las pastillas de freno que vamos a utilizar tienen el forro nuevo y, por lo tanto son más gruesas que las que retiramos. Por eso hay que meter los pistones de las pinzas más adentro de estas, dejando menor volumen de líquido dentro del circuito de frenado.

Imagen
Sacamos el líquido de frenos...

Imagen
Hasta dejarlo en su nivel mínimo, o incluso menos

Imagen
Líquido de frenos extraido

Ahora, con la llave allen soltaremos la pinza de su soporte. Los tornillos están duros. Una vez retirada la pinza, metemos el destornillador bilbaino entre ambas pinzas de freno y hacemos palanca para separarlas al máximo y dejar espacio suficiente para las nuevas pastillas y el disco de freno entre ellas. Esto de debe hacer así porque de esta manera, se emplea la superficie de las pastillas que vamos a tirar como punto de apoyo para abrir los pistones y no marcamos los pistones ni ninguna otra pieza importante. Mientras hacemos esta operación, observaremos que el nivel de líquido en el depósito va subiendo. En caso de ser necesario, retiraremos con la jeringuilla más líquido y terminaremos la operación.

Imagen
Soltamos las pinzas de freno

Imagen
Separamos los pistones haciendo palanca sobre las pastillas viejas

Imagen
Y ahora podemos observar que el nivel de líquido de frenos ha subido

En este momento podemos retirar las pinzas de freno. No debemos accionar NUNCA la maneta de freno en todo este proceso pues si lo hacemos, los pistones de las pinzas se pueden salir de su alojamiento y entonces tendremos un buen problema –que no es irremediable pero que es un follón-.
Para sacar las pinzas tenemos que retirar los pasadores que las sujetan por la parte exterior de la pinza –por donde hemos observado el desgaste- Hemos de comprobar si existe algún clip de seguridad en estos pasadores y retirarlo previamente con los alicates de puntas. Una vez hecho esto, con unos alicates cogemos el extremo de los pasadores y tiramos de ellos hasta extraerlos de la pinza. Hay que observar si la chapa o la pieza de alambre que está en esta parte de la pinza debe ser extraida antes que los pasadores o si por el contrario está sujeta por los propios pasadores y se quita después que éstos. ¡Clinc, clonc ,clanc! Las pastillas caen al suelo.

Imagen
Con una mano -que este caso está haciendo la foto- abrimos los muelles y, con la otra mano y unos alicates, tiramos de los pasadores.

Imagen
Aquí podemos comprobar el diferente desgaste de las pastillas usadas

Imagen
Y estas son una pastilla usada y una nueva

Podemos aprovechar en este momento –es aconsejable- para limpiar las pinzas por el interior con “Contact cleaner”, así como los discos de freno.
Colocamos las pastillas nuevas en su sitio y las fijamos con los pasadores, la pieza o chapa retirada y los eventuales clips de seguridad de los pasadores. Y sí, es una obviedad, pero… ¡¡Fijaros bien en que el forro de las pinzas queda hacia el interior!!

Imagen
Aquí podemos ver los pistones perfectamente retraidos

Imagen
¡¡Para dentroooo, Romerales!!

Imagen
Un par de pastillas bien colocadas

Imagen
Y los dos pares colocados.
Las pinzas de la foto son de 4 pastillas cada una, otras motos llevan de dos.


Volvemos a colocar la pinza en su soporte y apretamos los tornillos. Es aconsejable utilizar una llave dinamométrica para esto y grasa de litio, pero se puede hacer sin estos medios.

Imagen
Colocamos de nuevo la pinza.
Es muy importante para ello que las pastillas estén lo más separadas posible pues entra en la llanta con muy poca holgura.


Imagen
Ponemos grasa en los tornillos de fijación de la pinza

Imagen
Y apretamos los tornillos con llave dinamométrica en secuencia 1-2-1

Ahora apretamos repetidamente la maneta de freno –despacito, para que no “salte” el líquido del depósito- hasta que notemos resistencia en la misma. Con esta operación, las pastillas quedan en contacto con el disco. Es muy importante no olvidarse de hacer esto, porque si no, en la primera frenada nos llevaremos, como poco, un buen susto. Mientras realizamos esta operación, debemos fijarnos en el nivel del depósito. Si está demasiado bajo, al bombear el freno es posible que el nivel baje tanto que acabe por entrar aire en el circuito, con lo que tendríamos que purgarlo.
Comprobamos el nivel del depósito y rellenamos hasta el máximo con el líquido que tenemos en la jeringuilla. Si al comenzar la operación el nivel del depósito estaba en el máximo, nos sobrará algo de líquido.

Imagen
Rellenamos el líquido en el depósito

Una vez cambiadas las pastillas, tendremos la precaución, los primeros 100 km de frenar con suavidad para que las pastillas se vayan asentando en los discos. Durante este periodo hay que ser prudentes, pues si necesitamos hacer una frenada de emergencia, es posible que no podamos extraer de los frenos todo su potencial por no tener las pastillas un contacto perfecto con la superficie de los discos.

Consejos finales…

-Como hemos dicho anteriormente, hay que cambiar ambas pastillas de la pinza a la vez. En el caso del tren delantero, si llevamos doble disco, las cuatro.

-Cuando saquemos las pastillas, debemos observar el estado del forro. Unas pastillas saldrán más desgastadas que otras, pero todas deben estar desgastadas uniformemente. Si en alguna pastilla el desgate es irregular, es porque algún pistón no se mueve bien o porque los pasadores están marcados y no permiten a la pastilla desplazarse correctamente.

-Nunca debéis escatimar con el momento del cambio de pastillas. No os arriesguéis a quedaros sin forro porque –aparte del peligro que supone para vuestra integridad física-el contacto metal contra el metal del disco estropearía éste inevitablemente, y un disco de freno es mucho más caro que las pastillas.

-Por último, podéis colocar pastillas más blandas o más duras en vuestra moto. En el caso de ponerlas más blandas, conviene circular tranquilo durante un periodo de adaptación porque tendrás mucho más mordiente, lo que en frenadas emergencia puede llegar a ser muy peligroso.



POR: Eduardo Cabrera Choclán. BARONROJO
FUENTE: http://www.ducatistas.com/foros/mecanic ... -de-freno/
Responder

Social Media