Guía de mantenimiento genérico (revisiones periódicas)

Tutoriales en general de cualquier procedencia o sitio web, rogamos que quien publique algún tutorial cite fuente y autor.
Avatar de Usuario
Frisco
MODERADOR
Mensajes: 1248
Registrado: 06 Mar 2016, 02:49
Ubicación: Cadiz
Birras ofrecidas: 186
Birras recibidas: 126

Guía de mantenimiento genérico (revisiones periódicas)

Mensaje por Frisco » 13 Abr 2018, 00:08

\Prólogo\

Da igual si tenemos un Ciclomotor, una Custom o una moto deportiva, todas ellas requieren de revisiones y deben ser realizadas sin excusa siempre que toque.

Estas inspecciones periódica nos van a permitir circular con unos mínimos de seguridad, aunque se debe tener en cuenta que las siguientes propuestas siempre pueden variar en función del clima donde se resida, los kilómetros que se recorran o el uso que le vayamos a dar a nuestra máquina.
Por ejemplo: Si nuestra moto fuese de campo y se pone de barro hasta arriba, seguramente el engrase y la limpieza serían una prioridad y prácticamente una rutina cada vez que regresásemos a casa. Si se tratase de una moto que solo se mueve en ciudad, pues sería óbvio que no es lo mismo que el caso del que se pasa el fin de semana a 10.000 revoluciones rozando rodilla con el asfalto de la carretera o en circuito. Tu mismo iras sabiendo que puntos de esta guía necesitan más atención en tu moto y cuales sufren menos y por tanto puedes relajarte en su supervisión.

Normalmente todas las motos vienen con su juego de herramientas básicas y estas son suficientes para realizar la mayor parte del mantenimiento básico.
Durante el periodo de garantía es recomendable hacer la revisión en un taller oficial. Hasta hace poco se perdía la garantía si no se hacía así. Pero las revisiones posteriores las podemos hacer nosotros perfectamente, y con ello te ahorrarás un dinerillo que te vendrá bien para gastarlo en otra cosa.

Fig. 1
Tabla con las comprobaciones básicas (estos datos son solo orientativos y debes ajustarte a lo que tenga especificado cada marca).
Imagen

Ajustes, revisiones y mantenimiento

El primer paso es retirar el carenado o pastas de tu moto (en el caso de tenerlos), y luego desanclar y retirar depósito de gasolina y asientos, con la idea de dejar la moto "desnuda" para poder acceder a todas sus partes sin problemas. Fíjate bien donde va cada tornillo de las sujecciones (o haz fotos con el móvil) para recordar sus ubicaciones exactas a la hora de volver a montarlo todo.
Si tenemos una llave de apriete dinamométrica, lo ideal es revisar las tuercas y tornillos de chasis y escape y comprobar su torque (la fuerza de apriete adecuada a la que deben de estar sujetos). Si no tenemos ese tipo de llave de apriete, con una llave fija nos servirá para hacer el apaño. Deberíamos revisar toda la tornillería en general.

También debemos aprovechar para revisar que no haya fugas de aceite por el motor, en las juntas, tubos, etc.
Cuando cambiemos el aceite del motor, es recomendable fijarse si el aceite ya quemado contiene limaduras o trocitos de metal (excepto quizá durante la etapa del rodaje de la moto, esto podría ser indicativo de que alguno de los engranajes del cambio está dañado, por ejemplo)

Como ya tenemos quitado el depósito, aprovechamos para comprobar que las mangueras no esten picadas, agrietadas o rajadas.

Revisamos el estado de las ruedas. No solo nos cercioraremos de que mantenga el dibujo, sino también que el "chivato" de desgaste no este al nivel del resto de la goma (Fig.2). También comprobaremos la presión de los neumáticos. Examinamos si los cojinetes* de las ruedas tienen holgura. Los síntomas mas comunes que suelen mostrar son una dirección temblorosa o vibraciones extrañas.

* Los cojinetes consisten en unos rodamientos que van en los ejes de las ruedas, la mayoría ya vienen sellados y directamente se cambian.

Fig.2
Imagen

En el caso de que nuestra moto se refrigere por este medio*, nunca debemos olvidarnos de revisar el líquido refrigerante. Su comprobación debemos hacerla habitualmente y no solo en esta revisión mas profunda de nuestra moto.

*Otros sistemas de refrigeración muy comunes son por flujo directo de aire, o por un combinado de aire y aceite.

Lubricación:
Para lubricar los cables*, basta con cualquier bote de aceite en spray para lubricación.
Se deben lubricar los dos extremos y las piezas móviles a las que van sujetos. Si se considera necesario, aflojar el cable en cuestión por ambos extremos e ir echando el aceite por uno de los extremos hasta que empiece a gotear por el otro.

*Cable del embrague, del acelerador o puño, de mezcla (starter), del freno trasero si se trata del tambor con zapatas tradicional, y finalmente, el del resorte del anclaje del asiento.
Opcionalmente, lubricar también con sumo cuidado (por razones óbvias) los pequeños muelles de unión y accionamiento de las zapatas del tambor del freno trasero.

Otros puntos a engrasar son los soportes de manetas de freno y embrague, pedales de cambio y freno, pata de cabra o caballete (muelles incluídos), la cadena de trasmisión secundaria (entre cada 500/1000 Km, dependiendo siempre de las condiciones de uso), ejes de rueda, etc.
"Con el correr de los años sentirás mas decepción por las cosas que no hiciste que por las que hiciste. Así que repliega la patilla, rueda lejos de aburridas autovías, no temas perseguir al viento, manten firme el rumbo...Y observa"
Responder

Social Media

     

Volver a “Tutoriales general”